Doña Bemeta: ¡Qué cuerpazo!

Llevo dos meses sin montar en mi hierro y la verdad, la hecho de menos. Lo único que me anima es que este parón de hacer km’s con Laperla es por un buen motivo: Una buena transformación en su 15 aniversario. Cuando la tenga acabada ya contaré aquí lo que le he hecho para no adelantar acontecimientos.

Esta espera me hace agudizar aún más mi amor por las dos ruedas, y cuando me encontré por el camino esta señora Bemeta (BMW), no pude aguantar las ganas de tirarle unas fotos (y unos besos por guapa!). Debajo de accesorios como los maletines o la cúpula, que son cómodos pero afean tremenda montura, se esconde un hierro que esta pidiendo a gritos su huequito cafe-racer en esta isla, pero el que tuvo retuvo y no hay duda que aunque la bella se vista de tela de saco, bella se queda.

Felicidades a su dueño, que desgraciadamente no vi cerca para darle las gracias por alegrarme el día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: