Vuelta a la Isla en solitario

De Laperla

Ayer me levanté con ganas de moto y por ser algo decidido sobre la marcha no pude encontrar compañeros de ruta. Eso no me quitó las ganas, para rodar solo hace falta el hierro. Esta vez decidí cargar con la cámara con el fin de poder hacer algunas fotos decentes de mi tierra y de mi hierro para compartirlas con todos los que leen este blog (no va a ser siempre mostrar cosas de los demás).

De Laperla

Hacía ya bastante tiempo que me rondaba por la cabeza la idea de recorrer todala carretera general del sur con mi hierro (recorre todo el sur de la isla pero está en desuso por la existencia de una autopista), como el tiempo estaba bastante nublado por el norte de la isla me aventuré con la idea de que allí se estaría más calentito. Craso error, el sur igual que el norte, frío y gris. Hay que destacar que en Canarias tenemos un clima envidiado por muchos pero esta suerte se vuelve en contra cuando estamos en una situación de frio o calor algo extremo por la falta de costumbre… Esa situación me tocó vivirla esta vez.

De Laperla

Para no perder tiempo pillé autopista desde La Orotava a Taco y desde allí tomé rumbo carretera general del sur (TF28). Al llegar cerca de las Caletillas pude ver que el tiempo estaba también nublado por esta zona pero eso no hizo desistir esta aventura en solitario.

De Laperla

En Guimar necesité hacer un parón para llenar el estomago, tirar un par de fotos a los nuevos colores del hierro y seguir con fuerzas, La verdad es que el recorrido merece la pena aunque el frio me quitó los ánimos necesarios para parar a sacar unas fotos cuando el paisaje lo requería por su belleza. No es que suela hacerlo pero para una vez que llevaba la camara me jodió bastante.

De Laperla
De Laperla
De Laperla

En Fasnia paré en la Tasca Chicato (que no Chicago baby), lugar de parada de muchas rutas moteras que pasan por la zona. Allí pude tomarme un café bautizado (que al final fueron dos porque no había manera de entrar en calor) y disfrutar de un rato de conversación. Con el cuerpo caliente, llené el depósito ante la mirada de asombro del gasolinero que me preguntó “¿No te arriscas con eso?” haciendo alusión a la posibilidad de caerme al tener que manejar la moto con tremendo cuelgamonos. Tras un par de explicaciones seguí rumbo a Arico.

De Laperla

Por esta zona te puedes encontrar con este Tunel natural. Merececió la pena la parada y la foto.

De Laperla

Desde Arico hasta Chimiche la carretera se hizo algo incómoda por el deterioro del asfalto. Por fin llegué a Granadilla donde me asaltaron las dudas de si seguir mi periplo subiendo a las Cañadas del Teide por Vilaflor o volver por autopista. Estaba claro que la primera opción era la más apetecible pero se iba a hacer dura por el frio reinante. Conseguí un periodico que me resolvió el frio en el pecho y me puse el pantalón impermeable para aguantar el calor en las piernas.

De Laperla

El frio se hizo insoportable y teniendo en cuenta que en Vilaflor estabamos a menos de 10 grados la cosa no pintaba bonita pero ya no iba a dar marcha atrás. Tuve suerte y pude conseguir unos guantes de jardinero que a modo de “sotoguantes” me ayudaron a soportar el frio en las manos (juro y perjuro que me pienso comprar unos guantes de invierno).

De Laperla

Total, que por un lado disfrutando del paisaje y por el otro cagándome en todos los dioses por el frio y la humedad que arañaban mi cuerpo llegué al Teide justo cayendo el sol del atardecer, mal augurio pero bonitas imágenes.

De Laperla
De Laperla

Después de descongelar las entrañas con un chocolate caliente y de “desescarchar” los guantes gracias al calor del motor (benditas harleys) seguí mi camino rumbo a la Orotava por la TF21 con la puesta de sol a mis espaldas y la sensación de frio aumentando.

De Laperla
De Laperla

La Lluvia, el suelo semiescarchado y las gafas empañadas sin solución no ayudaron mucho pero lo más que me jodía era la maldita sensación de que estaba a menos cero grados. En fin, un mal rato de frio hasta llegar a Aguamansa, territorio sobradamente conocido y clima más amigable. Desde allí sin problemas hasta casa, helado de frío y cansado después de más de 200 kms de curvas y montaña.

Conclusiones: Aunque vivas en Tenerife hay que estar preparado para el frio en invierno pero vale la pena soportarlo si disfrutas de un paisaje como este, definitivamente, tengo que cargar con la cámara más a menudo.

Anuncios

2 comentarios to “Vuelta a la Isla en solitario”

  1. gurusinex Says:

    Joder Jotuna, se perfectamente por lo ue has pasado, a mi este verano,en pleno agosto, salia de casa ( a pie de playa ) a unos 30 y pico grados y en menos de hora y media, estaba llegando a los Pirineos,a unos 1000m congelado.Como unica ropa, una tejana y una sudadera, guantes de verano y un tejano. No te digo nada cuando llegé a destino a 1800m. la temperatura de unos 5º y con la misma indumentaria. Las marchas entraban a golpe de embrage,pues los dedos no me dejaban soltarlo poco a poco.Lo mas jodido, saber que mi mujer iba detras en el coche con su musiquita y su calefaccion puesta.Quien es el sexo debil aqui???! un saludo tio, muy chulas las fotos con la pusta de sol.
    salu2

  2. ME IMAGINO EL FRIO N TEIDE SOCIO,LO PASO A NIVEL AUTOPISTA…HE VISTO TU “HIERRO” N OROTAVA TA GUAPA,TRABAJO ALLÍ,TENGO SPORTSTER CON FALTA D KM,M APUNTO A TU PROXIMA SALIDA,AVISA EN PROBILL@HOTMAIL.COM,UN SALUDO D OTRO AMANTE HARLEY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: